en Cine

Crítica de la película más aterradora y asfixiante de los últimos años, una de las sorpresas más estimulantes de este año cinéfilo

Cuando parece que todo tiene que ser inmediato, fotocopiado, radical y repetido hasta la saciedad, siempre surgen pequeñas perlas que nos siguen sorprendiendo aunque creyéramos que ya todo se había inventado.

Sucedió con la sueca Déjame entrar (2008), que reinventaba el terror de vampiros a través una historia de amor, bullying y crecimiento. The Cabin In The Woods (2012) arrancaba como cualquier otra película de terror cliché y la deformaba hasta que nos freía el cerebro Algo más tarde, Babadook (2014) ponía el acento en la parte más perturbadora de la mente humana y en cómo muchas veces la amenaza más sobrenatural podía estar en nuestro propio cerebro. Con It Follows (2014) se multiplicaba la apuesta con una premisa que, de sencilla, resultaba aterradora y refrescante a partes iguales mientras que el pasado verano Déjame salir (2017) hacía un triple salto mortal con una fábula angustiosa, inteligente e histriónica sobre la que sobrevolaban el racismo y la lucha de clases.

En esta línea de películas (de las que me dejo alguna que no he tenido la oportunidad de ver aún) en las que el terror quiso ir más allá del pim-pam-pum de sustos y palomitas y escenas intercambiables, llega ahora la que probablemente terminará considerándose la obra cumbre de esta línea que ya se podría catalogar como “nuevo cine de terror” o “terror de autor”. Se trata de Hereditary (2018), la ópera prima de Ari Aster que se acaba de estrenar en cines y que, desde ya, es probablemente la mejor película estrenada en lo que llevamos de temporada.

Hereditary

¿Crees que has tenido un mal día? Toni Collette discrepa

La cinta, que arranca con un tono que nos podría recordar al arranque de El resplandor de Kubrick, huye de los típicos sustos de subir el volumen y consigue poner los pelos de punta de forma mucho más sutil y psicológica. Un sonido leve, un fotograma que surge como un flash de una forma natural y que, en esa aparente normalidad, consigue ir creando una sensación de angustia creciente que no frena en toda la película sino que va aumentando hasta un clímax que nos deja la mandíbula desencajada.

A todo esto contribuye de una manera especial la banda sonora de Colin Stetson, un artista cuyas atmósferas consiguen transmitir al espectador esa sensación de inquietud que se puede romper en cualquier momento a través de capas sutiles, casi murmullos, de electrónica desasosegante, graves melodías de saxofón y cortes dramáticos que coinciden con algún momento impactante. Todo aderezando unas imágenes pausadas en las que muchas veces solo vemos el horror en los rostros de los protagonistas durante unos eternos instantes hasta que la cámara comienza a girar lentamente desde la visión de los personajes hacia lo que les está perturbando con una tranquilidad que, de meticulosa, ahoga.

Hereditary

Y claro, Hereditary juega con nosotros desde el primer minuto, no podemos dar nada por seguro y está plagada de sorpresas y escenas desconcertantes que entrarán por derecho propio en la historia del cine. A todo esto contribuye de manera especial Toni Collette con una interpretación soberbia de esa madre llena de angustias y a la que sobrevuela la enfermedad mental cuando se va enfrentando a situaciones de tremendo dolor. Y es que el terror de la película viene también desde ese punto de vista del drama de una familia desestructurada y marcada por la desgracia que irá cayendo en una espiral de lo más agobiante y autodestructivo. También resulta destacable la actuación de la niña Milly Shapiro, uno de los personajes más inquietantes de la película que de seguro provocará más de una pesadilla a posteriori.

Y como es complicado hablar de esta película sin desvelar nada (afortunadamente su escalofriante tráiler no desvelaba ninguna de las sorpresas que esconde su eficiente guión), lo único que puedo hacer es recomendarla encarecidamente como nuevo referente del cine de terror de verdad. Ese que te deja imágenes hasta en el tuétano y que, una vez vista, ya nunca podrá separarse de tu vida. Probablemente la mejor película de terror de los últimos años. Probablemente la mejor película del año.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Escribir un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.