Fin de fiesta

Todos bailan celebran con espasmos se disfrazan de todo lo que jamás confesarán haber sido huyendo de todos niegan su propia realidad narcotizados los pensamientos desnudos los cuerpos solo existe el ritual del suspensorio las correas de cuero apretaban tanto que ahorcaron la prosperidad de los cuerpos blandos rompieron los cristales hasta que absorbieron la raíz de las corrientes circulares de la tristeza todo lo que les hacía humanos sepultado bajo decibelios de EDM machacón cegado por los pálpitos de luces estroboscópicas ahogado en el océano de profilácticos usados nadie quería pero la resaca dejó entrever el neón con letras gigantescas que anunció la próxima parada: soledad